08/03/2021
  • 08/03/2021

Carta del Director: Cuando se cierra un negocio

By on 07/02/2021 0 177 Views

Me llama mi amigo B. y me dice que anda muy jodido.

-ERTe o cierra, lo primero eres tú y tu familia.

-Pero es que hay algo que se te escapa, Darío. Si tengo abierto el bar, al menos podemos comer de lo que haya.

Hubo un tiempo en el que la hostelería estaba reconocida por el vulgo necio como el gran aprehendedor de la bonanza económica. Lo era, lo es y lo será por la sencilla razón de que España es un país de tercer sector, vamos, que vivimos del turismo. Muy bien y de muy buena calidad, por cierto, que las cosas no se hacen solas.

Ahora han llegado mal dadas de las de verdad. No es la eterna sensación del taxista para el que todo es poco, no. Los bares se cerraron durante demasiado tiempo y eso es insostenible. Sin ayudas directas, ellos perdieron género, tuvieron que seguir pagando alquileres y, al volver, tocaban restricciones.

En mi pueblo, San Lorenzo de El Escorial, han cerrado ocho. Ocho de ochenta. Un diez por ciento. Familias rotas por el cierre y por el futuro incierto. A medio cerrar andan también los hoteles que solo abren, en su mayoría, de viernes a domingo. Los políticos locales han sudado de esto porque no han trabajado en su vida.

El efebo patizambo de Turismo confirma su inutilidad al considerarse a sí mismo como “el primer concejal que tiene que contener la llegada de visitantes” de la historia. Es, a fin de cuentas, la manera de justificar que no disponen de un plan ni mierda que los importa. Cada cierre de negocios hosteleros es un problema menos para ellos, los que no conocen ya no a los propietarios, sino la calle en la que se ubicaba el local.

Cuando L. fue a pedir ayuda, desesperado, al Ayuntamiento, para que le facilitaran una terracita, la respuesta fue clara

Eso díselo a Pedro Sánchez.

Malnacido es poco llamar al de la respuesta. L. pedía que quitasen un par de plazas de parking para poner unas mesas y poder comer. Como dijo Carlota López, alcaldesa del irreal sitio, en el último pleno, los informes de los técnicos son negativos y se basan en la escasez de plazas.

Parásitos chupópteros, todos los concejales tienen una tarjetita que les permite aparcar por la cara en el parking de la plaza y en la zona azul. Solo desde la cara como hormigón armado se puede negar espacio para el negocio con la frialdad de la escasez de plazas sin renunciar a ellas. Si tan bien funciona este sistema regulatorio, ¿por qué cojones ustedes no lo pagan como todo hijo de vecino?

Cierran. Cierran los negocios y ellos siguen mamando del bote. No renunciaron a sus pagas extra de junio o diciembre. 4.000 pavetes, más o menos, de media en el último mes del 2020. Todo esto mientras los vecinos que pagan impuestos excesivos por ejercer su profesión no tenían ni para comprar regalos a sus hijos.

No debe olvidarse en las próximas elecciones el carácter miserable del político. Poco tiempo les ha faltado para darle cuatro concejalías de chichinabo al Hormigos tuitero del arroba pepecomunidaddemadrid. Y 33.000 euros.

Un cálculo. Con la reducción del 25% de los sueldos de esa panda de cafres, sería suficiente para suprimir el impuesto de terrazas a todos los locales. Pero no están ahí por una vocación de servicio público, que es la frasecita que sueltan en elecciones. No. Están ahí para forrarse a costa de los demás porque en la vida cobrarán esas barbaridades.

Cierra. Cierran los negocios y cada cierre de negocio es una familia, o varias, sin ingresos. A eso se le une la sensación de fracaso que es, casi, tan dolorosa como la escasez. A ellos nadie les ha llamado ni se han preocupado por ello. Lo celebran, insisto, porque están blindados de aquí a mayo de 2023.

Cierran. Cierran los negocios y eso supone que muchas personas quedan en un cable de equilibrismo muy complejo. Se apagan sueños y se vacían neveras mientras en los plenos, convertidos en platós de Telecinco, se habla de las mujeres de. Casta, gentuza, chusma, basura. Las lágrimas de los proyectos prohibidos las pagaréis tarde o temprano. Más temprano que tarde.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Leer
Privacidad