08/03/2021
  • 08/03/2021
Trucos para perder peso después del verano

Así puedes perder peso después del verano

By on 01/09/2020 0 251 Views

Verano, esa fantástica estación del año con tiempo libre, buen clima y más horas de luz. Esto nos provoca una mayor necesidad de salir y compartir mesa con familia y amigos, pasar largas horas tumbados en la playa o acodados en la barra de nuestro chiringuito favorito.

En esta época estival olvidamos los buenos hábitos alimenticios, sueño y ejercicio, en resumen  nos relajamos y esto ayuda a que la vuelta al trabajo o al cole, se nos haga más cuesta arriba.

Ante dificultad que se nos presenta, nada mejor que iniciar el mes de septiembre aparcando los aperitivos, las cervecitas, los helados nocturnos y el sedentarismo. Es el momento de enfrentarnos a una dieta estricta, largas horas en el gimnasio y al menos un fin de semana completo de sueño.

Septiembre es el mes de la sobreinformación, proliferan las dietas milagro en web, redes sociales y revistas especializadas que prometen una pérdida de peso rápido, como por arte de magia. En su mayoría, éstas van asociadas a una marca de productos adelgazantes, caros en general.

Aquí te dejamos diez trucos de alimentación que te ayudarán a preparar la vuelta al nuevo curso y perder peso.

  • Ten paciencia, las prisas no son buenas. Planifica tus horarios, tanto los alimenticios cómo los de sueño. Jugará a tu favor.
  • Planifica tus menús, así podrás controlar lo que comes y adquirir con tiempo los ingredientes que necesitas.
  • Compra en el mercado, de este modo evitarás comprar productos industriales con gran cantidad de grasas y azúcares.
  • Cocina saludable. Descarta los fritos y rebozados, utiliza la plancha, el horno, wok, hervidos y salteados.
  • Consume frutas y verduras. Junto con las hortalizas son la base de nuestra alimentación ya que contienen gran cantidad de fibra.
  • Aumenta el consumo de pescado, bien cocinado es un plato exquisito. Dos veces en semana es perfecto.
Trucos para perder peso después del verano.
  • No te olvides de las legumbres que nos aportan proteínas vegetales y fibra. Además ,son muy económicas.
  • Si te gusta la carne, que sea blanca, como pavo, conejo y pollo.
  • Controla la cantidad que comes. Un truco: te ayudará comer en plato pequeño.
  • Elimina de tu alimentación pan, pasta, arroz, bollería industrial y cereales azucarados. No consumas alcohol ni bebidas carbonatadas. Bebe agua, olvida las cantidades, será tu organismo el que te dirá la que necesitas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Leer
Privacidad